En el huerto y el jardín existen todo tipo de seres vivos que junto a las plantas ayudan a generar un entorno biológico lleno de vida. Dentro de ese entorno cada ser vivo cumple su función para crear un microclima con condiciones óptimas.

En algunas ocasiones las condiciones óptimas de ese microclima se ven alteradas por cambios bruscos de las condiciones meteorológicas, la incidencia del ser humano en el medio, la aparición de agentes nuevos y externos, o simplemente porque la población de alguno de los agentes del propio entorno se ve alterada y se produce una plaga, una sobrepoblación de insectos de alguna especie.

Cuando esto ocurre el propio entorno intenta regularse de forma natural, pero en ocasiones requiere de un poco de ayuda para atacar al agente que está desestabilizando el equilibrio del entorno.

Existen muchas formas y métodos para regular ese entorno, pero desde Glen Biotech os animamos a hacerlo siempre con medios naturales. Existen diferentes métodos naturales, desde tratamientos elaborador a través de elementos biológicos, hasta el uso de insectos beneficiosos para el jardín.

Hoy vamos a centrarnos en hablar un poco esta segunda técnica, la técnica de suelta de insectos beneficiosos para el jardín, para el control biológico de plagas.

Hace algunos años se demostró que el propio entorno de forma natural tiende a buscar el equilibrio, y ante cualquier cambio desestabilizante, los propios agentes que componen el entorno hacen lo posible para volver a equilibrar ese microclima. Partiendo de esa base se empezaron a realizar sueltas controladas de insectos en entornos controlados, y en poco tiempo se demostró la eficiencia de esta técnica para el control biológico de plagas.

Esta técnica resulta bastante efectiva, si se aplica de forma correcta y en la temporada idónea, ya que además de resultar bastante eficiente, resulta totalmente natural, amigable con el medio y no contaminante. ¿Te animas a probarla?