El otoño es una estación extremadamente inestable, sobre todo por su variación de temperaturas, ya que puede que de un día para otro pases de estar disfrutando de unos cálidos días de verano a una tormenta torrencial y viceversa.

De hecho durante estas últimas semanas la península ha estado sumida en una alerta máxima por lluvias y tormentas, ha dejado grandes riadas en zonas como Mallorca, Cataluña, Málaga y Castellón, y tan sólo 48 o 72 horas después nos hemos vuelto a encontrar con días en los que los termómetros han ascendido casi a los 30 grados. Con lo que las temperaturas han variado bastante de unos días a otros.

Ello, además de generar grandes problemas y catástrofes en los puntos afectados, supone graves consecuencias para medio, por los cambios tan bruscos de temperatura que se dan en cortos periodos de tiempo.

Estos cambios de tiempo afectan principalmente a las plantas y cultivos, ya que en lugar de adaptarse de forma progresiva al cambio de estación deben de adaptarse a las alteraciones meteorológicas, lo que influye negativamente en el estado de salud de las mismas.

Las plantas y cultivos además de verse afectadas por el cambio de temperatura, sufren alteraciones de salud por estos cambios bruscos que se dan en los niveles de humedad. Por ello durante estos meses especialmente resulta vital controlar el nivel de riego, reduciendo las cantidades y la frecuencia de agua, por si llega una riada evitar que la tierra absorba y retenga agua de más y esta acabe dando origen al brote de hongos que causen una putrefacción en las raíces de las mismas.

En Glen Biotech sabemos que el tiempo es impredecible y que resulta prácticamente imposible determinar cómo va a estar el clima en cada estación, pero sí por nuestra experiencia, podemos ayudarte y aconsejarte sobre como cuidar de tus plantas durante estos meses otoñales tan inestables, para que puedas estar preparado ante cualquier alteración meteorológica que se pueda dar.