Estamos ya a mitad de diciembre y pese a estar prácticamente ya en invierno el tiempo nos sigue dando tregua y ofreciéndonos temperaturas primaverales. No obstante, lo cierto es que ocasionalmente los termómetros bajan y de vez en cuando nos encontramos con días fríos, con mucho contraste térmico, con frío, lo que afecta negativamente tanto a nuestro sistema, como al de las plantas.

Las plantas también sufren estos cambios bruscos de temperatura, por lo que, de cara al invierno, es decir, a estas fechas, es necesario empezar a tomar medidas para intentar que nuestros vegetales sufran consecuencias tan negativas por causa de estas inclemencias meteorológicas.

Lo ideal para evitar que nuestras plantas sufran heladas y puedan afrontar perfectamente el frío, es en primer lugar llevar a cabo una inspección de todas ellas, para analizar su estado actual, y empezar a tratarlas cuanto antes de cualquier afección que estén padeciendo en ese momento. Por otro lado también es necesario llevar a cabo un control exhaustivo de esas especies que sean susceptibles de sufrir plagas en la época invernal, y tratarlas para prevenir dicha afección.

Sí nuestras plantas están sanas, y durante el invierno no son susceptibles de sufrir algún tipo de plaga, lo ideal es emplear fitofortificantes, eso sí, que sean ecológicos con el medio, con el objetivo de implementar un tratamiento que ayude a nuestros vegetales a mejorar sus defensas, y así estos puedan estar mucho más preparados para afrontar las bajas temperaturas, las lluvias y las heladas del invierno.

Además, el uso de fortificantes naturales, también ayudan a que nuestras plantas se sientan más fuertes, más sanas, por lo que llegan en unas condiciones optimas para su época de mayor esplendor, la primavera.

Sí tienes plantas en casa y necesitas ayuda no dudes en contactar con nosotros, en Glen Biotech te ofrecemos el mejor asesoramiento.