Consecuencias y peligros de la procesionaria del pino

Inicio/Procesionaria/Consecuencias y peligros de la procesionaria del pino
  • Procesionaria Pinos

Consecuencias y peligros de la procesionaria del pino

La procesionaria del pino es una de las plagas más comunes de las zonas mediterráneas, y cada día es más común encontrarlas en espacios naturales, parques, urbanizaciones, e incluso en jardines privados, sobre todo donde hay especies de pino canario, pino carrasco, pino laricio, pino silvestre, pino piñonero y pino pinaster.

Este tipo de oruga, que a simple vista parece inofensiva, puede dañar los pinos del entorno, generar graves problemas cutáneos en adultos y niños,  e incluso ser muy poco beneficioso para los animales, los cuales pueden llegar a tener un fin no deseado.

La procesionaria del pino y sus consecuencias en los árboles

La procesionaria aunque no suela causar la muerte de los pinos, si genera daños en sus acículas provocando así su defoliación, lo que los debilita y los hace vulnerables ante otro tipo de plagas que si pueden provocar que la especie se seque. La época en la que la procesionaria resulta más peligrosa para el pino va desde el final del invierno al inicio de la primavera. De enero a marzo la procesionaria adquiere un gran tamaño, estas tienen un mayor apetito, por lo que es la época en la que más se pueden apreciar las consecuencias y daños de la procesionaria.

La procesionaria del pino  y sus consecuencias en adultos y niños

La procesionaria del pino está recubierta por unos finos pelos que contienen sustancias tóxicas. Cuando estas larvas se sienten amenazadas desprenden estos pelos que flotan y se dispersan en el aire, y al entrar en contacto con humanos éstos pueden provocar reacciones alérgica, irritación de oídos, nariz y garganta, e incluso urticaria. Los más pequeños por curiosidad, pueden tocarlas e incluso ingerirlas, por lo que resultará imprescindible extremar las precauciones para evitar que los niños se pongan en contacto con ellas, y acudir de forma inmediata al médico si detectamos alguno de los síntomas arriba descritos.

La procesionaria del pino  y sus consecuencias en mascotas

Las mascotas, son las más vulnerables ante la procesionaria del pino, pues cuando un perro o un gato ingieren una o varias orugas, el insecto puede resultar letal para ellas. Con simplemente olisquear o lamer la procesionaria del pino, el perro o gato puede sufrir síntomas de asfixia lo cual puede ser muy poco beneficioso para el animal. El tiempo es vital en estos casos, por lo que dada esta situación lo recomendable sería acudir al veterinario para que éste evalúe los posibles daños que se pueden causar sobre ellos.

Soluciones

Con la llegada del calor, las larvas bajan del tronco al suelo, por lo que a partir de abril es totalmente necesario empezar a extremar las precauciones para evitar que los niños y mascotas entren en contacto con la procesionaria del pino. Por lo que le recomendamos que antes de que llegue la primavera empiece a tomar medidas para controlar su producción y evitar plagas. Existen trampastratamientos para la procesionaria del pino, si necesita asesoramiento, no dude en contactar con nosotros. En Glen Biotech estaremos encantados de ayudarle.

15-11-2016|

Deje su comentario

fondo social europeoministerior de economia y competitividadAEPA AlicanteEnisaSello PYME INNOVADORA 25/10/2021

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies