Cycas revoluta, una planta de interior o exterior más común y a la vez desconocida

Inicio/Consejos jardinería, Consejos verano/Cycas revoluta, una planta de interior o exterior más común y a la vez desconocida
  • Prepara tu jardín

Cycas revoluta, una planta de interior o exterior más común y a la vez desconocida

Cycas Revoluta, más conocida como Palma de Sagù, es una famosa planta de interior, que suele emplearse para uso decorativo por la gran belleza de su follaje, y por no necesitar de muchos cuidados para su mantenimiento. Por lo que es común verla en el interior de muchos hogares, e incluso en algunos jardines de zonas de climas suaves, como es el caso de las costas mediterráneas.

Y a pesar de ser tan común en nuestros hogares, la gran mayoría de los propietarios de esta planta desconocen su origen, características y otras cualidades que la hacen ser de lo más especial.

Origen y más de la Cycas revoluta 

La Cycas Revoluta es de origen asiático, concretamente del sur de Japón, y ésta es conocida también como planta fósil, ya que se tiene constancia de que su existencia es anterior a la época de los dinosaurios. 

Aunque se conozca como Palma de Sagù, la Cycas revoluta es una planta que pertenece a la familia de las Cycadaceae.

Es una planta muy longeva, puede durar hasta 200 años o más, pero crece de forma destacablemente lenta, pudiendo crecer tan solo 1 metro en 20 años.

Cycas revoluta, altamente tóxica

La Cycas Revoluta, es tan bella como venenosa. Es altamente tóxica, todas las partes que la componen, especialmente sus semillas. Por lo que hay que tener especialmente cuidado con los niños y las mascotas, por lo que en caso de ingesta se recomienda acudir de forma rápida al centro médico más cercano.

Cuidados y mantenimiento de la Cycas Revoluta

No obstante, a pesar de su alta toxicidad, sí somos conscientes de su peligro, y tomamos las precauciones necesarias. La Cycas revoluta, puede ser una gran planta de interior, e incluso de exterior en zonas de clima cálido, ya que es una planta de gran belleza y que requiere de muy poco mantenimiento.

Para poder mantenerla en condiciones óptimas sólo necesitamos buscarle una buena ubicación donde no incida sobre ella la luz de forma directa, bajo una ventana por ejemplo. Una zona donde haya una temperatura media, y donde no haga ni mucho calor, ni mucho frío, y no haya corrientes de viento.

El riego dependerá de la época del año, pero con una temperatura media de 23º se recomienda regarla una vez cada dos semanas, sí el sustrato no lo nota demasiado húmedo o seco. No tolera bien el exceso de agua, por lo que lo ideal es plantarla en un macetero que drene bien el agua de riego.

Y abonarla una vez al año, preferiblemente en primavera, para aportarle así todos los nutrientes que necesita.

20-08-2021|

Deje su comentario

fondo social europeoministerior de economia y competitividadAEPA AlicanteEnisaSello PYME INNOVADORA 25/10/2021

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies