Una cirugía a una palmera de forma correcta

Inicio/Tratamiento picudo rojo/Tratamiento picudo rojo Elche/Una cirugía a una palmera de forma correcta

Una cirugía a una palmera de forma correcta

Una cirugía a una palmera debe ser realizada de la mejor forma posible y en el momento en el que no quede otra alternativa, para ello se puede seguir una serie de claves dicotómicas.

La revisión de nuestra palmeras pueden llegar a ser un buen aliado para saber que tratamiento es el más idóneo para que su estado mejoren o para prevenir que algún hongo o insecto malicioso pueda afectar la salud de la misma. Para llevar a cabo este proceso es importante que las revisemos nosotros mismos o que un técnico agrícola se encargue de revisarlas, incluso este llevará un control de todos los ejemplares que queramos revisar y de los tratamientos adecuados que necesitan cada una de ellas.

Esto incluiría todos aquellos tratamientos que sean también preventivos para que algunas plagas se lo piensen dos veces antes de entrar en nuestras plantas. En este caso y según como esté la palmera podríamos hacer uso por ejemplo de hongos buenos (Phoemyc) los cuales se aplican sin necesidad de agua lo cual ayuda al medio ambiente y a la planta, puesto que será más difícil que tenga hongos malos (normalmente por el uso excesivo de agua).

Si por el contrario vemos que la salud de nuestra planta está mermando muy rápido, quizás pensemos que la única solución que tenemos es talar la palmera, pero debemos tener en cuenta dos aspectos importante:

  • Talar una palmera, dependiendo de su altura, conlleva unos gastos importantes, dado que debemos realizar bien esta tarea, que incluye, cortar el ejemplar y trasladarlo de forma segura, es decir, sin que la plaga se extienda. Además el ejemplar debe ser triturado o almacenado con unas medidas específicas de seguridad.
  • Por otra parte debemos barajar la opción de si la planta aun tiene posibilidades de sobrevivir, con lo que puede ser que con una cirugía siga adelante.

Una cirugía bien hecha consiste en eliminar aquellas zonas que estén afectadas por el picudo rojo, intentando quitar de ella los insectos que puedan haber en su interior y siempre dejando un relieve de las palmas, evitando de esta manera cortar la yema apical la cual sería la fuente de las nuevas hojas. Cabe destacar que dicho proceso lo debería hacer siempre personal cualificado en este ámbito y que en todo momento utilice herramientas que no estén contaminadas, por ejemplo por hongos malos.

Sin picudo rojo, palmeras sanas

24-05-2016|

Deje su comentario

fondo social europeoministerior de economia y competitividadAEPA AlicanteEnisaSello PYME INNOVADORA 25/10/2021

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies